Ondrej Zdrahala finalizara como máximo goleador del Europeo de Croacia

Ondrej-Zdrahala-chequia-balonmano

El Europeo de Croacia se acerca a su fin y el central checo Ondrej Zdrahala finalizará con casi total seguridad del máximo goleador del torneo. El central del St. Otmar St. Gallen ha sumado a su cuenta 13 goles en el encuentro de hoy ante Croacia por el 5º y 6º puesto y los añade a los 42 tantos que llevaba en todo el campeonato para un total de 55 goles en siete partidos.

Por detrás de él están los noruegos Kristian Bjornssen y Sander Sagosen con 37 y 32 tantos respectivamente pero ya eliminados de la carrera por ser máximo goleador del torneo al estar Noruega fuera de las semifinales y no disputar más partidos.

De los cuatro participantes en las semifinales Mikkel Hansen es quién más cerca está de Zdrahala, el lateral izquierdo danés del PSG es actualmente el quinto máximo goleador del campeonato con 29 goles, muy lejos de los 55 del checo. Si hay alguien que podría meter 13 goles por partido en una fase final sería Mikkel Hansen, pero es prácticamente imposible.

Con 26 goles marcha Kentin Mahe, con 24 Ferran Solé y con 23 Albin Lagregren, máximos goleadores en el torneo de Francia, España y Suecia respectivamente.

Zdrahala se meterá en una privilegiada lista con nombres ilustres en la historia del balonmano que han finalizado como máximos goleadores de un Europeo como Vassili Kudinov, Olafur Stefansson, Lars Christiansen, Mirza Dzomba, Ivano Balic o Nikola Karabatic. Y toma el testigo de los españoles Joan Cañellas y Valero Rivera, que fueron los máximos artilleros en los Europeos de 2014 y 2016 respectivamente.

Sus 55 goles son la tercera cifra más alta en la historia de los Europeos solamente superada por los 58 goles de Olafur Stefansson en el Europeo de 2002 y los 61 de Kiril Lazarov en 2012.

 

Además Ondrej Zdrahala sería el tecer jugador checo capaz de finalizar un Campeonato como máximo artillero después de Filip Jicha en 2010 y el actual seleccionador checo y fantástico extremo en sus días Jan Filip en 1998.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *