La selección española de balonmano ha sido eliminada en los octavos de final del Mundial de Alemania 2017 tras caer por 23-31 ante Noruega. Las nórdicas, grandes dominadoras del balonmano femenino en la última década, siempre fueron por delante en el marcador y controlaron los intentos de las Guerreras por acercarse. La brillante actuación de la estrella noruega Nora Mork con 11 tantos y tan solo un fallo en el lanzamiento en todo el encuentro, secundada por los 6 goles de Oftedal y la gran actuación bajo palos de la veterana Katrine Lunde supusieron un escollo insalvable para la selección de Carlos Viver que tampoco pudo desplegar su mejor juego. Solo el acertado cambio de defensa para desactivar a Oftedal permitió a a España acercarse en el marcador, lo que unido a unos buenos momentos en ataque permitieron a las guerreras acercarse a dos goles y finalmente irse al descanso tres abajo (10-13). A partir del descanso la situación se complicó más para la selección española, Noruega seguía desplegando su juego rápido, efectivo y contundente con Mork imparable en la parcela ofensiva y la ventaja nórdica se ampliaba cada vez más hasta hacerse insalvable. Las peores previsiones tras conocerse que Noruega sería el rival para octavos se cumplieron y la "imparable" selección nórdica no mostró debilidad ante la renovada España de Carlos Viver. No obstante el equipo español ha mostrado durante el campeonato pinceladas que dejan buen sabor de boca de cara al futuro y es que no hay que olvidar que este campeonato ha sido el del relevo generacional y cambio de técnico con las dificultades que ello conlleva. 23 España -  Navarro, Zoqbi ; Martín (6/2), Núñez (1), Gonzalez de Garibay, Lara Gonzalez. (1), Mireya Gonzalez (1), Cabral (5), Paula García, Nerea Pena (2), Rodríguez (3), Musons (1), Arderíus (1), Gutiérrez. 31 - NORUEGA: Lunde, Grimsbo; Kristiansen (4), Skogrand (1), Mork (11/6), Oftedal (6,/1), Brattset, Herren (3), Loke (1), Kurtovic (2), Solberg (1), Arntzen (2).