El lateral polaco Karol Bielecki ha perdido definitivamente la visión por su ojo izquierdo tras el golpe sufrido en el encuentro entre Polonia y Croacia el pasado viernes según confirma el Rhein-Neckar Löwen en un comunicado en su página web. Bielecki ha sido sometido esta semana a otra operación en una clínica especializada en oftalmología alemana en la que los doctores han confirmado que desgraciadamente no recuperará la vista en su ojo. En el transcurso del citado encuentro el dedo de Josip Valcic impactó directa e involuntariamente en el ojo de Bielecki que comenzó sangrar abundantemente y fue llevado con urgencia a un hospital de Kielce. Momentos después dada la gravedad de la lesión fue trasladado a una clinica especializada en Lubin donde fue intervenido quirurgícamente. Días, bajo supervisión de los médicos del Rhein-Neckar Löwen, fue intervenido por segunda vez en una clínica oftalmologica en Tubingen donde los doctores han confirmado el peor de los pronósticos. El internacional polaco ha asumido que su retirada es prácticamente segura aunque afirma que luchará hasta el final si es que existe alguna posibilidad de volver a pisar una cancha de balonmano. Bielecki ha reconocido en una entrevista en los medios de comunicación polacos que el balonmano es un deporte muy rápido, con cambios de dirección etc. y que es prácticamente imposible reaccionar con las limitaciones de un solo ojo. El jugador ha afirmado que ha sido un shock terrible ya que apenas había sufrido lesiones en 11 años de carrera deportiva y de repente se ha visto envuelto en la peor de las situaciones posibles. Desde su reconocimiento en la clinica de Lubin a la que fue trasladado tras el incidente ya era conciente de que las probabilidades de recuperar la visión en el ojo eran muy pocas aunque estaba a la espera de la segunda intervención en Alemania. Torsten Storm, manager del Löwen, ha afirmado de nuevo que están a la total disposición de Karol en estos momentos tan duros para el jugador.