Magnus Jondal ha sorprendido al mundo del balonmano al anunciar su retirada al término la presente temporada. El extremo izquierdo noruego del Flensburg-Handewitt colgará las botas después de los JJOO de Tokio para dedicar más tiempo a su familia.

Jondal, de 32 años, aterrizó en la Bundesliga el verano de 2018 tras desarrollar su carrera en Noruega (Follo HK y Arendal) y pasar dos temporadas en el GOG Gudme danés. Con el Flensburg se proclamó campeón de la Bundesliga en su primera temporada en Alemania y marchaba en segunda posición la pasada campaña hasta la suspensión de la liga por el covid 19.

"El Flensburg quería renovarme, pero en octubre les confirmé que quería volver a Noruega. No me he cansado del balonmano, pero sí de los viajes y todo lo que lo rodea. Quiero pasar más tiempo con mi mujer y con mis hijos, por eso he decidido volver a casa" ha comentado el extremo noruego en el comunicado de la federación noruega. "Soy profesor de educación física, mi intención es establecerme en el área de Follo y buscar trabajo en alguna escuela de la zona".

Jondal deja el balonmano en lo más alto de su carrera deportiva. Indiscutible tanto en el Flensburg-Handewitt como en la selección noruega y considerado uno de los mejores extremos izquierdos del mundo en los últimos tiempos.

Preguntado sobre la posibilidad de que algún club noruego pudiera convencerle para volver a jugar al primer nivel Jondal ha sido claro, "No, de momento no. Para seguir jugando a primer nivel hubiera continuado en el Flensburg".

Magnus Jondal muy agradecido con el Flensburg-Handewitt por estas tres temporadas

A través del comunicado de prensa del equipo alemán Jondal ha agradecido al club su estancia en la Bundesliga. "Quería dar las gracias a mis compañeros, al cuerpo técnico, empleados del club y por supuesto a los aficionados desde lo más profundo de mi corazón por estos tres maravillosos años. Deportivamente he estado muy feliz en Flensburg, pero ahora quiero pasar más tiempo con mi familia en mi casa".

"Magnus tomó la decisión de finalizar su carrera al acabar contrato con nosotros. Estaríamos encantados de poder haberle renovado, pero por supuesto respetamos su decisión de volver a Noruega y le deseamos lo mejor para el futuro" ha comentado el manager del club Dierk Schmäschke.

Por su parte el técnico Maik Machulla ha señalado que "Magnus es un jugador que cualquier entrenador desaría. Juega con tranquilidad, sin excentricidades y es fiable y eficaz. Nos gustaría que hubiera continuado con nosotros ya que podría haber jugado al máximo nivel otros tres o cuatro años más, pero entendemos que quiera estar junto a su familia. Le deseamos lo mejor"

La retirada de Jondal será una baja sensible para Noruega

El jóven, potente y talentoso bloque que ha formado la selección noruega en los últimos años perderá a uno de sus bastiones con la retirada de Magnus Jondal como ha confirmado el seleccionador Christian Berge, "Magnus ha sido uno de los mejores extremos del mundo y no será fácil suplirlo. Por suerte todavía podremos contar con su presencia en el Mundial de Egipto 2021 el próximo mes de enero y en los JJOO de Tokio en verano".

Jondal tendrá dos oportunidades más para culminar el ascenso de Noruega a la élite y retirarse con una medalla de oro.