El Amaya Sport San Antonio se presenta con muchos cambios y nuevos objetivos

El Amaya Sport San Antonio se presentó oficialmente ayer tarde en el club de tenis de Pamplona en un acto en que se han mostrado todos los cambios del club para esta nueva temporada, desde presidente a jugadores pasando por el patrocinador principal del club antoniano.

Doroteo Vicente, presidente desde hace un par de meses, ha querido agradecer a Portland el esfuerzo y apoyo de la última década a la vez que asumía el duro golpe que ha sufrido el club con la crisis, pero ha dejado claro que no van a poner las cosas fáciles.

La presentación se ha hecho bajo el eslogan Denominación de origen, que acompañará al club toda la temporada y pretende recordar los tiempos anteriores al patrocinio de Portland, cuando la situación econñomica era muy ajustada.

Lejos han quedado las temporadas en las que se luchaba por todo y se veían grandes estrellas como Jackson Richardson o Ivano Balic en tiempos más recientes. La crisis ha golepado al conjunto pamplonés en las últimas temporadas y paulatinamente se ha visto como plantilla y objetivos se iban reduciendo año a año.

No es un trámite sencillo de digerir para el aficionado antoniano, aunque parece que por fin se podrá ver esa juventud, entrega y lucha que se ha prometido desde la salida de Zupo Equisoain y el inicio de la debacle económica, que nunca han visto los ojos de aficionado con los pasos de Cabanas y Villadea junto con algunos ilustres jugadores. Si hay algo que molesta más que el bajón de nivel de un equipo, es que te prometan a cambio lucha y entrega, y según pasan los meses lo que ves es más pasividad y menos entrega que nunca.

Las aspiraciones de esta temporada no van a pasar de rondar la décima posición en la clasificación seguramente, pero de la mano de Juanto Apezetxea y la joven pantilla antoniana liderasda por Niko Mindeguia da la sensación de que podemos llevarnos más de una alegría y de dos. Esperemos acontecimientos y tengamos paciencia.